Las guerras Dacias, la última conquista del Imperio Romano.

Nos encontramos en un período de crisis para el Imperio Romano, debido a los pocos recursos que obtenían para poder sustentar el gran territorio que controlaban. Esas dificultades económicas por las que pasaba el imperio se dieron por las costosas campañas militares y llevaron a que los romanos pusieran sus ojos en el territorio de Dacia debido a que en este lugar se encontraban muchas minas de oro que era necesario para acuñar las monedas, este factor fue uno de los detonantes de que el imperio decidiera conquistar dicho territorio.

En estos momentos en el trono imperial se encontraba Marco Ulpio Trajano que consiguió ser el líder del imperio por sus grandes dotes de mando que lograron obtener innumerables victorias por toda Europa pero sobre todo por sus conquistas en Oriente Próximo, también cabe mencionar que es el primer emperador de origen no itálico que se hace con el trono. Tras conseguir el consentimiento del Senado romano, en el año 101, Trajano decidió comenzar las conquistas del territorio Dacio para ello tubo que disponer de un poderoso ejército formado por un gran número de soldados, fue uno el ejército más grande visto hasta el momento en el Imperio Romano.

En la primera guerra contra los dacios el imperio se propuso una estrategia poco convencional pero efectiva, la de aplastar cualquier tipo de resistencia que se les pusiera en el camino y posteriormente iniciar un proceso de romanización creando provincias romanas en los territorios conquistados, también era importante aliarse con los jefes locales para poder imponer su modelo de administración y su creación de infraestructuras públicas. El inicio de la conquista comenzó en Sirmio, de allí partió con casi todo el ejército, cerca de 86.000 hombres. Comienza con su marcha sobre Tapae donde están atrincherados algunos dacios con su rey Decébalo, allí logra neutralizar la trampa que les habían puesto en el estrecho montañoso.

Después de atravesar el estrecho Trajano comienza su avance hacia Sarmizegetusa, allí el rey Decébalo le estaba esperando mandando varias tropas bárbaras que el emperador romano vence sin mucha oposición, la batalla definitiva se dio en Adamclisi donde ante tantas derrotas y huidas hacia el interior del país el rey dacio Decébalo se rindió ante los romanos aceptando las condiciones que los romanos imponían sobre los dacios, en ese momento Dacia se convierte en un Estado tributario y aliado de Roma.

-Monumento sobre piedra en honor del rey de los dacios Decébalo.

Tras la humillante derrota Decébalo se oponía totalmente al dominio romano, por lo que comenzó a lanzar varias ofensivas contra las colonias romanas en el territorio dacio, con estos ataques el rey dacio quiso provocar a las tribus dacias a que se opusieran a los romanos. En la primavera del año 105 Trajano volvió a reunir a su ejército con la idea de conquistar definitivamente toda Dacia, es aquí donde comienza la segunda guerra dacia. En el verano del año 106 es cuando el emperador romano inicia la conquista, partieron desde el Danubio, una de las tropas que lideraba Trajano se dirigió hacia la capital dacia para conquistarla. Tras un largo asedio y sus continuos ataques los dacios terminaron perdiendo la capital, Decébalo consiguió escapar de la ciudad.

Las demás tropas romanas se dirigieron hacía el centro y este de Dacia, arrasando todo lo que se encontraban a su paso. Decébalo perseguido por los romanos se suicidó antes de ser atrapado. Finalmente la conquista romana finalizo con la toma de Porolissum un enclave en el norte de Dacia.

Tras la conquista definitiva del territorio el emperador ordeno un total de 123 días de celebraciones en todo el territorio imperial. También inició un inmediato proceso de colonización atrayendo a un gran número de población romana, la población dacia se vio muy mermada debido a que la mayoría murió o fue esclavizada y muchos supervivientes que escaparon de los romanos se marcharon a las zonas fronterizas del reino y se llamaron “dacios libres” presentando problemas al imperio aunque sin mucha importancia hasta que en el año 160 se aliaron con otros pueblos.

La campaña de la Dacia fue la última para la civilización romana, a partir de entonces los sucesores de Trajano empezaron a utilizar una política exterior defensiva.

-La columna de Trajano levantada en la ciudad de Roma muestra en su relieve distintas escenas de la conquista de la Dacia. 

Saludos de MR. Democracia, este artículo va dirigido aún descendiente de aquellos dacios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s