El Séptimo de Caballería, la gran mentira americana.

Innumerables son las grandes historias que se han contado en el cine y en la prensa sobre el “glorioso” Séptimo de Caballería de los Estados Unidos de América, al frente de esos artículos se encontraba la persona “heroica” del General Custer que se hizo famoso en la historia norteamericana por liderar a este regimiento de caballería frente a los indígenas americanos.

Imagen ( aquí podemos ver una de las tantas películas que hicieron del Séptimo de Caballería un regimiento de héroes, cosa que nunca fue cierto).

Pero la realidad está bastante lejos de lo que nos hablaron las películas y revistas, porque si por algo se caracterizó en el cine al Séptimo de Caballería era por la lealtad y el honor de sus soldados, cosa que no fue así en la realidad.

El líder de esta famosa caballería era el General Custer, George Amstrong Custer tuvo una carrera militar meteórica, ya que se vio inmerso en la Guerra de Secesión, sus oficiales no lo tenían por un buen militar, y en varias ocasiones estuvieron a punto de expulsarlo de la academia militar, fue el último de su promoción dejando ver que no sería un gran militar.

Las características de Custer eran la indisciplina, la ambición y la soberbia, no le gustaba recibir órdenes de nadie, lo que dejaba mucho que desear para un soldado, si la guerra no se hubiera dado posiblemente no estaríamos hablando de Custer, pero al estallar la guerra se dejaron ver alguna de sus pocas cualidades en el terreno militar lo que le hizo estar entre los altos mandos del ejército americano.

Imagen ( el Teniente General Custer, líder del Séptimo de Caballería).

Antes de finalizar la guerra entre los Estados Unidos y los Estados Confederados, al joven General de tan solo 23 años se le prometió comandar algún regimiento de importancia. El presidente Andrew Johnson, que sustituyo al asesinado Lincoln, recomendó a Custer para que fuera el Teniente Coronel del recién creado Séptimo de Caballería, el presidente le recomendó a este cargo ya que Custer le había apoyado en su campaña a la presidencia. La única misión que tendría el joven regimiento de caballería sería la de patrullar, poner orden y hacer imperar la ley en la zona del Medio Oeste, donde se encontraban las diferentes tribus de nativos; Cheyenne, Sioux y Arapahoes.

La que estaba destinada a ser la estrella de la caballería de los Estados Unidos, tenía grandes problemas de indisciplina empezando por su carismático líder Custer, que se marchaba de la zona donde se le designo para visitar a su esposa, dejando al Séptimo de Caballería sin su líder en el frente durante una larga temporada.

Imagen ( ilustración de los soldados del Séptimo de Caballería).

La falta de disciplina de Custer y sus muchas escapadas, provocaron que la mayoría de los soldados siguieran el ejemplo de su líder marchándose a su casa dejando el regimiento, gobernando el caos y el desorden en el Séptimo de Caballería. Tales actitudes llevaron a Custer a juicio donde se le aparto durante un año del servicio militar, pero el presidente Johnson intervino nuevamente por él para que de nuevo estuviera al frente de las tropas de caballería en la campaña de 1868 frente a los Cheyenne.

Custer con 29 años lideraba a unos hombres desmotivados y sin ambición por la victoria, pero el joven Teniente necesitaba una gran victoria que relanzara su decadente carrera militar, por eso eligió el objetivo y el 27 de Noviembre de 1868 comandó a 503 frente a una población que se encontraba al lado del río Washita, el poblado sólo estaba compuesto por mujeres, niños y ancianos que poco podrían hacer frente al numeroso regimiento, de las 250 personas que poblaban la aldea más de la mitad fueron asesinadas y más de 50 malheridas, también se capturaron varias mujeres para el desahogo de los soldados.

Imagen ( representación de lo que sería un indio Cheyenne).

Entre las mujeres capturadas se encontraba Monaseetah que era la hija del jefe de la tribu Cheyenne, Custer se encapricho de la joven teniendo con ella varios encuentros amorosos llegando incluso a concebir un hijo juntos.

La conocida como la “batalla de Washita” fue una gran mancha negra en el registro militar de los regimientos militares de los Estados Unidos frente a las tribus, después el cine se encargo de ensalzar la figura de un Teniente General que no hizo nada grande para la nación de los EE.UU. sólo se aprovecho de varios poblados desprovistos de defensa y sus soldados siguieron el ejemplo de un líder sin capacidad de mando.

Está poca capacidad de mando de Custer y la poca disciplina de su regimiento, llevaría a vivir la peor derrota la Unión frente a las tribus de la zona. En la batalla de Little Big Horn los soldados de Custer fueron vencidos por varias tribus indígenas lideradas por el jefe Sioux Tasunka Witko, mas conocido como “Caballo Loco”. En aquella batalla murieron 268 soldados norteamericanos una cifra bastante alta dada la ventaja armamentística de los soldados de la Unión.

La derrota fue humillante y entre los muertos encontramos a Custer que falleció a causa de sus heridas en el campo de batalla. La gran derrota que sufrió el Séptimo de Caballería fue ocultada por el cine y las revistas que hicieron de este regimiento y su líder grandes héroes de la nación.

 

Saludos de MR. Democracia.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s