Cayo Julio César. O César o nada.

A lo largo de la historia ha habido personajes que marcaron su generación sin duda no podemos concebir la idea del Imperio Romano sin pensar en su gran arquitecto, Cayo Julio César.

Imagen

1.Foto de la Estatua de Cayo Julio César(Museo de Louvre).

Cayo Julio  nació  el día 13 del mes de Quintilio, más tarde conocido como Julio porque el mismo daría nombre a un mes del calendario, del año 100 a.C. en el seno de una familia aristócrata romana, no muy influyente pero si bien relacionada Cayo era sobrino del siete veces Cónsul Mario, el hombre que creó  las Legiones Romanas. Esta relación de parentesco le procuró a una muy temprana edad ya ocupar un puesto religioso el  “flamen dialis” en el año 84 a.C. Pero la carrera del joven se interrumpe cuando el Dictador Sila llega con sus legiones a Roma para tomar el poder por la fuerza   en el año 82.C.  y lo manda asesinar, Cayo Julio tiene que huir de Roma en medio de la noche para evitar a los asesinos de Sila.

Imagen

2.Escultura del busto de Pompeyo “El Grande”.

Tras la intercesión de su madre Aurelia Cotta  y después de algún que otro soborno Cayo es perdonado por Sila y puede volver a Roma.  Pero Sila lo quería lejos de Roma y con 19 años se alista en las Legiones y marcha a la guerra en Oriente y en el asalto a la ciudad consigue la “Corona Cívica” la máxima condecoración que puede recibir un legionario romano por su valor y tenacidad en el asalto a ciudad fortificada de Militene. Cayo Julio César permanece en las legiones hasta los 22 años y con más fama que nunca regresa a Roma a ocupar un puesto en el Senado.

A pesar de tener un gran carisma Cayo Julio decidió ir a estudiar retórica a la Isla de Rodas y a su vuelta se encuentra con una flota de piratas que asaltan el navío en el que iba César, es capturado y los piratas piden un rescate,  rescate que se tarda en reunir  por lo elevado de su suma y Cayo Julio pasa una larga temporada en la base de  los piratas, a los que insulta e increpa constantemente, estos no salen de su asombro como un joven no muy alto, les increpa, les insulta y les provoca; cuando el rescate llega César antes de marcharse a Roma de nuevo, se da la vuelta y le dice al Jefe de los Piratas “… disfruta de la plata, pronto volveré y te crucificaré.” los piratas tomaron esto a chiste, casi el último gesto de arrogancia del joven. Cuando Julio César llega a Roma pide prestado dinero y  gasta hasta su último talento, alquila una flota de barcos de guerra y vuelve a la Isla de los piratas a cumplir su promesa, crucificó hasta el último de los piratas.

Esto le da gran fama en Roma lo que le hace meritorio del  cargo de Cuestor, con tan solo 31 años,  en Hispania desempeñado con gran mérito, pero allí se produce un suceso, César se encuentra a los pies de una estatua del gran Alejandro Magno y Julio César muerto de envidia se echó a llorar porque tenían la misma edad y él aún no había conquistado nada.

Tras una serie de sobornos y méritos le es concedido el cargo de “pontifex maximus” y llega el momento para que los tres hombres más poderosos de Roma formen el “Primer Triunvirato”  para ejercer el gobierno ejecutivo de la República Romana y estos hombres son, Marco Craso, el hombre más rico de Roma, Pompeyo “el Grande”, el mejor General de Roma Cayo Julio César. A Julio César le es concedido el gobierno de las provincias de la Galia trasalpina (actual norte de Italia), Iliria (actual Croacia) y se añadió la GaliaCisalpina (actual sur de Francia) tras la muerte de su Gobernador.  Esto se selló con el matrimonio de la hija de Julio César, Cornelia Julia  con Pompeyo, los ingresos que le provenían de su cargo sirvieron a César para hacerse un nombre entre las capas más bajar de la sociedad romana, patrocinando juegos y espectáculos. Esto era visto con recelo por el sector conservador del Senado que sospechaba que pronto marcharía con sus legiones hacia Roma para hacerse con el poder absoluto.

Imagen

Esquema del Sitio de Alesia.

El poder de Julio César aumentaba cada vez más, pero ocupado en sofocar una revuelta dirigida por el Caudillo Galo Vercingetórix ocurren dos sucesos que marcarían la ruptura del triunvirato y son; que su gran amigo y patrocinador Marco Craso murió en la guerra contra los Tracios y lo que más dolió a César es que su hija  Cornelia falleció en el parto de su nieto   y Pompeyo rechazo una nueva unión de sus dos casa dejando a Cayo  Julio César en una situación más que comprometida.

Cayo Julio se encontraba persiguiendo por la Galia a Vercingetórix que había emprendido una táctica de tierra quemada, es decir agotar por hambre a las Legiones de César  y se encontraron en la ciudad fortificada de Alesia en el año 52 a.C. donde la capacidad táctica romana se pondría a prueba contra el ímpetu bárbaro. César estableció que se hiciera un anillo doble de fortificaciones con torres y piezas de artillería, esto aislaba a la ciudad y también les posibilitaba defenderse del ejército que vendría en ayuda de Vercingetórix que se encontraba aislado en Alesia.  Cayo Julio César defiende la muralla interior y exterior con una ferocidad inusitada y Vercingetórix no le queda más remedio que rendirse ante César.

Imagen

3.Cuadro  de la rendición ce Vercingetórix ante Cayo Julio César.

Los galos son hechos esclavos y Vercingetórix es enviado a Roma y años más tarde sería asesinado. César se encuentra en el momento cumbre, héroe militar y con el apoyo total de la plebe. Pero el Senado de la mano de Pompeyo le da un ultimátum a Cayo Julio César debe de disolver sus legiones y volver a Roma para ser juzgado por guerra ilegal  y traición a la república.

Cayo Julio César llega al momento decisivo de su vida y delante de un pequeño río, el río Rubicón, frontera legal de la provincia romana de Italia por donde ningún General podía cruzar con sus legiones o sería considerado traidor a la república. Y es ahora cuando Cayo Julio Cesar pide a sus hombres voluntarios, no quiere obligar a nadie solo quiere voluntarios convencidos y es entonces cuando dice su famosa frase de “Alea Iacta Est” o lo que es lo mismo “la suerte está echada” y toma Roma prácticamente sin oposición, Pompeyo huye hacia Grecia y es en la Batalla de Farsalia el 9 de Agosto del año 48 a.C. cuando Cayo Julio César derrota al ejército de Pompeyo el grande, César con un ejército inferior pero mucho más curtido y veterano que el de Pompeyo; como Plutarco explicaría años más tarde en sus crónicas las Legiones de César o vencían o morían, las de Pompeyo recién reclutadas y sin experiencia tenían la opción de rendirse.

Pompeyo huye a Egipto donde el Faraón Ptolomeo XIII ordena que le corten la cabeza y se la entreguen a César, cuando llega   Julio César al puerto de Alejandría le muestran la cabeza del que había sido su gran amigo y dicen que lloró amargamente porque en el fondo lo quería. Julio César mandó encontrar a los responsables de la decapitación de Pompeyo y los ejecutó. En Egipto también César mantendría una relación sentimental con Cleopatra hermana del Faraón y años más tarde gobernadora de la provincia de Egipto para Roma, fruto de esa relación nació un niño conocido como Ptolomeo César, pero los egipcios lo llamaban Cesarión que significa el pequeño César.

Imagen

4.Papiro del busto de Cleopatra.

César vuelve a Roma triunfal y victorioso después de haber derrotado a en la Guerra Civil a su amigo Pompeyo, en estas fechas también decide poner su mano y su legado en  su sobrino-nieto Cayo Julio  Augusto, el que más tarde sería conocido como César Augusto primer Emperador de Roma. De Egipto también se trae un calendario, el calendario juliano,  que sustituiría a los viejos calendarios vinculados a los rituales ancestrales. También a su vuelta de Egipto se le nombra Dictador vitalicio de Roma.

Pero llegan  los idus de marzo del año 44 a. C., un grupo de senadores dirigidos por el  hijo de la amante de César, Bruto, convocan a César  en el Senado para leerle una moción de agradecimiento por los juegos,cuando Cayo Julio César hace su aparición en el Senado es apuñalado vilmente y a traición por los senadores en el emplazamiento sagrado del senado. Tal vileza en la acción hizo que el pueblo se volvieran contra los asesinos de César, estos tuvieron que huir de Roma a uña de caballo  y dio comienzo una nueva Guerra Civil entre los herederos de César; Marco Antonio, General más famoso a las órdenes de César, Lépido, jefe de la Caballería de César y Senador y Cayo Julio Augusto, sobrino-nieto de Cesar y su heredero, contra  los Senadores que perpetraron el magnicidio. La Guerra Civil  se zanjó con la victoria del bando de Cesar Augusto y se formó el Segundo Triunvirato  entre Marco Antonio, Marco Lépido y Cayo Julio Augusto, que entre sus primeras mociones fueron  declarar a Cayo Julio César como Dios y a sus asesinos traidores a la república.

Imagen

5. Cuadro que retrata el Asesinato de César en el Senado Romano.

Su legado a día de hoy nos lleva a recordarlo como uno de los mejores Generales que ha dado la historia y también como al hombre que soñó un imperio que más tarde se haría realidad.

Fdo. El Gran Capitán.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s