Qadesh, la primera batalla.

Fue alrededor del año 1274 a.C , las ambiciones de los dos mayores imperios del mundo antiguo les habían conducido a un punto sin retorno, la guerra.

En esta encrucijada tendríamos a ambos combatientes, el poderoso imperio Egipcio, y el desconocido pero esplendoroso imperio Hitita.

Como sabemos, el primero nació y creció junto a las orillas del rió Nilo, mientras que el segundo, nos es más desconocido, hasta donde sabemos, su origen se dio en una tribu guerrillera asentada en la zona central de Asia menor, donde construyó una de las mayores ciudades del mundo antiguo, Hattusa, la prueba de la existencia de este pueblo, que hasta el siglo XIX solo se conocía por la Biblia, y por los escritos de egipcios de la batalla en Qadesh.

350px-Batalla_de_Kadesh

Esta, es posiblemente, la primera batalla entre dos civilizaciones, no es una lucha o una lucha entre distintos grupos humanos, o tribus, sino que es una batalla surgida de las aspiraciones de grandes estados, y posiblemente, la primera de este tipo.

Históricamente, se ha creído que esta batalla pudo ser uno de los desencadenantes del fin del majestuoso imperio Hitita, pues se sabe que este desapareció alrededor de medio siglo después, en vísperas del 1200 a.C., y las fuentes egipcias que narran la batalla la destacan como una gran victoria.

Estas mismas fuentes, destacan la grandeza y pericia del líder egipcio durante la batalla, el famoso Ramsés II, quien la uso como símbolo de propaganda y supremacía del pueblo egipcio sobre de los pueblos y grupos humanos existentes.

kadeshgiusepperava

 

Como rival, el tercer faraón de la Dinastía XIX de Egipto, tenía al líder militar hitita Hattusil III, un desconocido para nuestra historia, pero todo un héroe para el pueblo hitita, un auténtico líder, que por aquel entonces aun no era el monarca de los hititas, pero ya había destacado por su habilidad militar, y por la diplomacia mostrada en la realización de tratados de paz, esto último era muy apreciado en la cultura hitita, pues habían ayudado a incrementar el poder del imperio desde sus orígenes.

Tal y como he dicho anteriormente, las fuentes egipcias, hablan de la victoriosa hazaña de su emperador, pero el hallazgo en Hatusa, de los documentos de estado de la época, cuentan otra historia.

Los documentos hallados en Hatusa, narran como la superioridad de la infantería, y los carros de guerra de los hititas, sorprendieron a las fuerzas de Ramsés, quien tuvo la suerte de salir con vida de la batalla gracias a la llegada de refuerzos que permitieron su huida hacia Egipto, una vez en sus tierras, el faraón obligó a que todo el mundo conociera, como el faraón, había vencido a los hititas en Qadesh, obteniendo una grandiosa victoria para Egipto.

ramses

Además de este descubrimiento, hayamos otro aún más interesante, y que actualmente puede verse, en el museo arqueológico de Estambul, es la aparición del tratado de la batalla, y otros conflictos entre ambas civilizaciones, un acuerdo “firmado” alrededor del 1259 a.C, unos 15 años después de la batalla, este tenía como objetivo el establecimiento de relaciones pacíficas entre ambas partes.

El tratado, tiene varias cláusulas, y se supone, que la tardanza es debido a varios motivos, en especial, sería el derrocamiento del rey hitita, por parte de Hattusil, ya que el rey, su sobrino, planeaba acabar con su tío, pues le increpaba la gloria, y la veneración con la que su pueblo admiraba al héroe Hattusil.

tratado

 

Los puntos más importantes del mismo son; el tratado, es de tiempo indefinido, con el fin de implantar una larga paz entre ellos, asegura y formaliza los límites de las fronteras comunes entre ambos imperios, y al mismo tiempo garantiza la ayuda mutua en caso de enfrentamiento con algún enemigo exterior.

Este pacto consiguió, que a partir de entonces se diera una gran actividad comercial entre ambos imperios: habiendo constancia de la visita de arquitectos egipcios a la corte hitita y la venta de hierro a Egipto, que salió así de la Edad del Bronce.

Más tarde, el faraón y el rey hitita consolidaron el Tratado mediante lazos de sangre: la hija de Hattusil fue enviada a Egipto como esposa de Ramsés, que la hizo Gran Esposa Real con el nombre de Maat-Hor-Nefru-Re.

A raíz del tratado, Egipto y el imperio Hitita, permanecieron en paz durante aproximadamente 110 años, hasta que alrededor del 1200 a.C, el segundo de ellos fue desapareció completamente, en la época conocida como los Pueblos del Mar.

 

Don Tiranía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s