La maldición del faraón Tutankamón

Por más de 3720 años su cuerpo había quedado oculto a los ojos del mundo. A la codicia y a la maldad de la raza humana. Al igual que sus antecesores Tutankamón había sido enterrado en el Valle de los Reyes junto a sus antecesores. Todos aquellos que habían reinado sobre los egipcios descansan allí en uno otro lugar. Por siglos el Valle de los Reyes había sido saqueado por todo tipo de maleantes, aventureros y conquistadores, y finalmente arqueólogos que deseaban los ocultos tesoros de aquel lugar. El valle fue saqueado de una forma tal que desaparecieron innumerables tesoros de los Reyes del poderoso imperio egipcio. Todos los faraones fueron de una o otra manera saqueados excepto Tutankamón.

Imagen ( mascara funeraria del faraón Tutankamón).

Muerto en plena adolescencia en el año 1340 antes de Cristo, nadie sabía con exactitud donde se hallaba su tumba hasta que el gran arqueólogo Howard Carter se encontraba trabajando como Inspector General del Departamento de Antigüedades del gobierno egipcio. Muchos árqueologos se dieron de bruces con la búsqueda del joven faraón y ninguno logró encontrar su famosa tumba y se rendían en su búsqueda sin conseguir recompensa alguna.

Y por fin el 26 de Noviembre de 1920 todos los esfuerzos dieron su fruto con el hallazgo de la antecámara que daba paso a la cámara de la tumba, Howard Carter acompañado por Lord Carnarvon recorrieron los 16 escalones que dieron a la puerta llena de signos que cerraba la cámara de la tumba , a la derecha de la puerta se encontraba una grieta por la cual se podía ver su interior, Howard Carter afirmo que desde esa grieta se podían ver cosas maravillosas que lo dejo sin aliento.

Tras poder entrar a la cámara de la tumba del faraón después de un tiempo, Howard y su cuadrilla de obreros por fin abrieron la famosa tumba y encontraron la joven figura momificada y con el rostro tapado por una máscara de oro que mostraba sus rasgos de niño. Howard Carter y todos aquellos que entraron en esa tumba eran los primeros en entrar allí, y se podrían considerar que interrumpen el descanso del faraón eso generó una gran cantidad de leyendas y cuentos en relación con la maldición del faraón, que atrajo a innumerables curiosos, las maldiciones y leyendas cuentan que todos aquellos que interrumpen el descanso de Tutankamón serían arrastrados con él.

Imagen ( Howard Carter a la izquierda en el centro la famosa tumba de Tutankamón y a la derecha Lord Carnarvon )

La anécdota que dio paso a la tragedia comenzó con nuestro famoso descubridor Carter, que como su labor era la de descubrir y limpiar la tumba del faraón, tarea que no era muy agradable, se acompaño de un pájaro que con su canto dentro de su  jaula alegraba a Carter en tan ardua tarea, lo que ocurrió es que un buen día mientras Carter trabajaba en esta tarea el pájaro dejó de cantar, Howard se dio la vuelta y aprecio que una serpiente había devorado a su mascota, en la simbología egipcia la serpiente es la protectora de los faraones. Después de este suceso se produjo la trágica muerte de Carnarvon y más acompañantes de la expedición que fueron arrastrados a la muerte de manera extraña y trágica con sucesos que al principio no eran importantes, como una picadura de mosquito, y que después produce la muerte de todos ellos. Llegando a la cifra de veintiún muertos.

La maldición no solo ocurrió con aquellos que entraron a la tumba del faraón, también se dio un suceso cuando en los años ochenta se rodó una película  llamada “La maldición del Rey Tut” en la que se usaron innumerables objetos de la tumba de Tutankamón, esto produjo la accidental caída de su protagonista, Ian McShane en la que se rompió la pierna por diez sitios en el primer día de rodaje.

Imagen ( Maldición de Tutankamón ).

¿Maldición o casualidad? Lo que si es cierto es que estos sucesos tienen una extraña relación con el faraón Tutankamón, que fue despertado de su descanso por Carter y los suyos, esto produjo la aparición de leyendas sobre la maldición del faraón, por este suceso podemos decir que  es mejor no interrumpir el descanso de los muertos, si no quieres reunirte con ellos.

Saludos de Mr. Democracia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s