La barbarie hecha persona. Vlad el Empalador.

Vlad lll (nacido como Vlad Drăculea; Sighisoara, noviembre de 1431 – Bucarest ,diciembre de 1476), más conocido como Vlad el Empalador (en rumano: Vlad Țepeș), fue Príncipe de Valaquia (hoy el sur de Rumanía) entre 1456 y 1462. Fue un gran luchador en contra del expansionismo otomano que amenazaba a su país y al resto de Europa, y también era famoso por su manera de castigar a los enemigos y traidores. Vlad era ortodoxo, aunque con posterioridad se convirtió al catolicismo.

Vlad Draculea fue el personaje en el que el escritor irlandés Bram Stoker e inspiró para crear a su personaje el vampiro Conde Drácula . En la actualidad Vlad Țepes es considerado un héroe nacional en Rumanía.

Como su apodo Țepeș indica, tenía predilección por el empalamiento, una técnica de tortura y ejecución que consiste en introducir un palo de aproximadamente 3,50 m de longitud, por el recto, fijarlo a la carne con un clavo y después levantar lo para que la víctima muriese lentamente.

Imagen ( Cuadro en el que se muestra a Vlad Tepes ).

Supuestamente, entre 40.000 y 100.000 personas murieron de esta manera, o a través de otros métodos de tortura, a manos de los hombres del Empalador, durante los siete años que duraron sus sucesivos reinados: enemigos, traidores, delincuentes de todo tipo. Vlad odiaba, más que cualquier cosa, los robos, las mentiras, el adulterio, y no perdonaba a nadie por su rango; más aún, cuanto más alto era el rango del traidor, más duro era el castigo. Consiguió acabar con los boyardos decadentes de su tiempo.

Un delegado papal en la corte húngara lo describió así:

“No era muy alto, pero sí corpulento y musculoso. Su apariencia era fría e inspiraba cierto espanto. Tenía la nariz aguileña, fosas nasales dilatadas, un rostro rojizo y delgado y unas pestañas muy largas que daban sombra a unos grandes ojos grises y bien abiertos; las cejas negras y tupidas le daban aspecto amenazador. Llevaba bigote, y sus pómulos sobresalientes hacían que su rostro pareciera aún más enérgico. Una cerviz de toro le ceñía la cabeza, de la que colgaba sobre unas anchas espaldas una ensortijada melena negra.”

Imagen ( cientos de empalados alrededor de la mesa de Vlad Tepes mientras él come).

Entorno a su figura se levantan leyendas que pudieron relacionarlo con la actitud de un drácula que el escritor  irlandés Bram Stoker se inspiró para crear a su personaje el vampiro Conde Drácula. A continuación mencionaremos alguno de las leyendas de este bárbaro personaje.

Logró atrapar al más peligroso de sus adversarios, Dan Voeivod en la primavera de 1946, al que  le obligo a cavar su propia tumba y asistir a su propio funeral antes de hacerlo decapitar.

Otra leyenda cuenta que un buen día un comerciante extranjero pidió auxilio a Vlad porque unos ladrones le habían robado 50 monedas de oro, Vlad le dijo a ese comerciante que se marchara y regresara mañana, al día siguiente este comerciante entro al salón principal donde allí se encontraba Vlad Dracul en su trono rodeado de los ladrones, sus mujeres e hijos empalados a su alrededor y le dio la bolsa de monedas al comerciante y le pregunto que si estaba todo el oro, a lo que el comerciante con voz temblorosa respondió que le faltaba una moneda, Vlad le dijo que su honradez le había salvado ya que faltaba una, si hubiera dicho que estaba todo hubiera sido empalado con todos los demás.

También es conocido su afán por beberse la sangre de sus enemigos y comer rodeado de empalados, un visitante que comió junto a él tuvo que taparse la nariz al no poder respirar con la olor a putrefacción que había en la sala, Vlad se lo tomo como una falta de respeto y lo mando empalar en  lo más alto del salón ya que allí podría respirar mejor.

Vlad al realizar el empalamiento se percataba de que ningún órgano vital fuera dañado lo que haría que la victima pudiera sobrevivir durante 5 o 6 días dándoles agua.

Nunca sabremos si esto es verdad o es mentira, pero lo que sí es cierto es que este comportamiento convirtiera a su país en un lugar más seguro sin ladrones, llegó a tal nivel de seguridad que en las fuentes y plazas de los pueblos se mandaban poner jarras y copas de oro, ya que nadie sería capaz de robarlas.

Imagen ( busto levantado a la figura de Vlad Tepes en el palacio donde residía ).

Saludos de Mr. Democracia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s